Bolívar: Cuerpos de seguridad del Estado y civiles agredieron a equipo reporteril de televisora privada, y amenazaron con detenerlos y atacar su vehículo particular

El 17 de marzo de 2014, miembros de cuerpos de seguridad del Estado agredieron a equipo reporteril de Globovisión, televisora privada con frecuencia nacional, cuando se encontraban cubriendo un enfrentamiento entre funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, cuerpo de seguridad del Estado, y un grupo de civiles y estudiantes universitarios en el sector Los Mangos, de Puerto Ordaz, estado Bolívar.

Pedro Caña, asistente del periodista Carlos Suniaga, relató a IPYS que fueron agredidos por un presunto funcionario del Cuerpo Bomberos del municipio Caroní, cuando se encontraban cubriendo un enfrentamiento, entre funcionarios militares y un grupo de civiles, que se suscitó desde tempranas horas del día en el sector Los Mangos, de Altavista, Puerto Ordaz.

Cuando se desarrollaba esta información, IPYS pudo contactar directamente al periodista Carlos Suniaga, quien ratificó las declaraciones de su asistente. Suniaga relató a IPYS que al momento en que el equipo reporteril de Globovisión llegó al lugar, el camarógrafo comenzó a registrar imágenes de los enfrentamientos, mientras que él tomaba fotografías de un grupo de civiles lanzando piedras a vecinos de una zona residencial.

Suniaga aseguró que estas personas se le acercaron preguntándole la razón por la que grababa. Entre ellos, otro hombre que no formaba parte de este grupo se acercó y comenzó a forcejear con el reportero con la intención de quitarle el teléfono celular. Como Suniaga no dejó quitarse el equipo, este hombre lo tiró al suelo, y un segundo hombre lo agarró por el cuello y el rostro, dejándole varias lesiones.

Al momento del contacto telefónico, el reportero acaba de salir de la Clínica Caroní, en Puerto Ordaz, y se dirigía a formular la denuncia en la sede de la Fiscalía General de la República.

Por su parte, Pedro Caña relató a IPYS que intentó intervenir durante la agresión contra el reportero, cuando un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), cuerpo de seguridad del Estado, le dijo que se “quedara quieto” porque de lo contrario se los llevaría detenidos.

Suniaga y Caña aseguraron que en el lugar el periodista y bombero voluntario, Carlos Jesús Gómez, logró reconocer al presunto agresor del periodista a quien identificó como miembro activo del Cuerpo de Bomberos del municipio Caroní.

Caña aseguró que simultáneamente con la agresión contra el reportero, el camarógrafo de Globovisión José Medina fue agredido por civiles que llevaban consigo camisas con imágenes del presidente Nicolás Maduro, quienes intentaron quitarle su cámara.

Los reporteros decidieron retirarse del lugar, luego de que funcionarios de seguridad del Estado amenazaran con incendiar el vehículo en el que se trasladaron los reporteros, el cual se encontraba estacionado en el lugar.

Caña explicó que acudieron a tempranas horas del día al sector Los Mangos, luego de que el director de una institución educativa, cercana al lugar donde se desarrollaba el enfrentamiento, convocara a la prensa debido a que los estudiantes de dicha institución estaban siendo afectados por el ataque de los efectivos militares contra los manifestantes con gas lacrimógeno.