Venezuela: Cobertura en salud sortea dificultades por opacidad oficial

IPYS Venezuela exhorta al Estado venezolano a ofrecer información de manera adecuada y oportuna sobre la situación y los casos del virus de la Chikungunya y de fiebre

En Venezuela ha prevalecido la opacidad en la información pública sobre los casos febriles que se han presentado, desde el 6 de junio de 2014, cuando autoridades del Ministerio del Poder Popular para la Salud advirtieron sobre el primer caso de esta enfermedad. En esta coyuntura, también, han sido recurrentes acusaciones contra medios de comunicación privados, nacionales e internacionales, por la cobertura que han realizado ante esta crisis de salud.

Esta situación se ha presentado ante la aparición del virus del Chigungunya, según han denunciado diversos sectores de la medicina del país. Sin embargo, la ministra para la salud, Nancy Pérez, descartó que existiera “un virus extraño”, rechazando lo que califica como una “campaña mediática intensificada” contra el sistema de salud venezolano.

Aunque el despacho del Ministerio del Poder Popular para la Salud  sí ha hecho declaraciones públicas en las que se informa el total de personas con el virus que se transmite a través del zancudo Aedes Aegipty, los boletines epidemiológicos, que son los órganos  de divulgación oficiales de esta materia, no dan cuenta de los casos sospechosos y confirmados de las personas que han sido afectadas por el Chicungunya.

El boletín epidemiológico número 36, señala que los casos de fiebre aumentaron en un 100% desde que a principios de agosto se notificaron 50.442 casos, y un mes después la cifra aumentó a 104.405. Estos registros corresponden exactamente al periodo comprendido entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre. (http://www.el-nacional.com/sociedad/Infectologos-alertan-aumento-sostenido-febriles_0_484151744.html)

Desde el boletín 24, correspondiente a la semana del 8 al 24 de junio, hasta el número 36, el último que se publicó con fecha del 6 de septiembre de 2014 solo hay información general sobre la Chikungunya. Refieren las definiciones de la enfermedad, las formas de transmisión y el diagnóstico. Sin embargo, no existe en ninguno de estos informes epidemiológicos la información sobre el total de casos, a pesar de que se trata de una información que es de interés público. En estos boletines tampoco se reseñan los estados donde se encuentra presente el virus ni el rango de edad de las personas afectadas.

El boletín epidemiológico número 36, solamente, indica que casos generales de fiebre, que según la información oficial aumentaron en un 100%.  Reflejan que a principios de agosto se notificaron 50.442 casos, y un mes después la cifra aumentó a 104.405. Estos registros corresponden exactamente al período comprendido entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre. (http://www.el-nacional.com/sociedad/Infectologos-alertan-aumento-sostenido-febriles_0_484151744.html) Sin embargo, no se especifican los motivos ni a qué tipo de enfermedad podrían estar vinculados estos casos.

Esta situación no se corresponde con los estándares internacionales de salud, que consideran prioritaria la garantía del derecho de los ciudadanos a saber. La Organización de Naciones Unidas a través del Comité Derechos Económicos, Sociales y Culturales, estableció mediante la Observación General N° 14 del año 2000, que el derecho a la salud no solo abarca la atención médica oportuna, sino también las condiciones básicas para garantizarla. Entre esas condiciones se encuentran: la no discriminación, accesibilidad física, accesibilidad económica y el acceso a la información.